Especialidades

 
Evaluación auditiva
El objetivo primario de una evaluación auditiva es detectar las pérdidas, confirmarlas y determinar su magnitud, tipo, simetría y configuración. El conocimiento de estas variables es indispensable al tomar las decisiones sobre el tipo de intervención requerida.

Existen diferentes pruebas auditivas unas llamadas “subjetivas” pues necesitan de la respuesta de la persona evaluada. Y otras “objetivas” las cuales no requieren de la respuesta del evaluado.

Una batería de pruebas se debe realizar como punto inicial para el diagnóstico de la pérdida auditiva y se divide por grupos de edad:

EN NIÑOS MENORES DE 7 MESES se deben realizar pruebas objetivas en búsqueda de un diagnóstico claro y preciso, en lo posible se debe utilizar inmitancia acustica, otoemisiones acústicas y potencial evocado.

EN NIÑOS MAYORES se manejan pruebas subjetivas comportamentales como Audiometría por refuerzo visual, audiometría condicionada, logoaudiometria e inmitancia acústica.

EN ADULTOS la batería básica la constituyen: audiometría tonal, Logoaudiometria e inmitancia acústica (Impedanciometría)
Adicional a esta batería básica se pueden manejar exámenes como: Potencial evocado auditivo de diagnóstico, potencial de estado estable, electrococleografía, pruebas supraumbrales, pruebas de rango dinámico.

Audiometría tonal

La audiometría tonal es un examen que permite medir la sensibilidad auditiva de cada persona, con esta se busca el punto mínimo al que la persona puede escuchar un sonido y se obtiene una curva que genera el diagnostico audiológico. Esta prueba define el Tipo, el grado y la pendiente de la pérdida auditiva, datos indispensables para tomar decisiones en el manejo de la alteración auditiva.


Existen ciertos patrones de audición normal y se caracterizan por presentar los umbrales( punto mínimo en donde la persona escucha) de la audición entre 0 y 10 dBHL en niños y entre 0 y 20 dBHL en adultos

 

Inmitancia acústica o impedanciometria

Es una prueba objetiva que mide la función del oído medio a través de la detección de la movilidad timpánica (membrana y cadena osicular) y el registro de las presiones diferenciales entre el oído medio y el oído externo. Estos datos son registrados en el timpanograma
   
El examen de Immitancia acústica o impedanciometría, también evalúa la función neural ( tanto VIII como VII par), a través del registro de los reflejos acústicos que se dan por contracción del músculo del estapedio como respuesta a un estímulo acústico de alta intensidad ( mayor de 70 dBs por encima del umbral auditivo).
  No es una prueba que determine el diagnostico audición normal o anormal

 

LOGOAUDIOMETRIA

Es un examen subjetivo que se utiliza rutinariamente en la evaluación audiológica, utilizando sonidos de lenguaje como estímulos lo que permite obtener información acerca de:

Umbral auditivo para lenguaje.
Habilidad para reconocer el lenguaje a altas intensidades.
Habilidad para procesamiento central auditivo.
Habilidad comunicativa.

 

Potencial Evocado de Tallo Cerebral

Conocido como BERA o ABR  
Representa la respuesta neuroeléctrica del VIII par y de la vía auditiva hasta el tallo cerebral, respuesta que ocurre en los primeros 10 a 15 milisegundos después de que un estimulo sonoro auditivo ha sido liberado por conducción aérea u ósea. Se caracteriza por la presentación de 5 a 7 picos de onda positivas que representan la sincronización neural o sinapsis localizadas en varios puntos a lo largo de la vía auditiva.
La madurez del sistema auditivo afecta las respuestas del ABR, las respuestas en el niño y el adulto son diferentes.
Aunque no es una prueba de sensibilidad auditiva, evalúa la integridad de la vía auditiva desde el oído externo hasta el tallo cerebral. La presencia robusta de la onda V con el estimulo dado a 35 dB HL sugiere una audición normal.
La ausencia de las ondas no es indicador absoluto de pérdida auditiva, la prematurez así como otros problemas de tipo neurológico, pueden afectar la respuesta y modificar la presencia o ausencia de las ondas.



Otoemisiones acústicas

Las otoemisones acústicas son sonidos generados en el oído interno por el movimiento de las células ciliadas externas como respuesta a un estimulo acústico previo. Su presencia indica que el mecanismo preneural es capaz de responder al sonido en forma normal. La respuesta que es generada en la cóclea, requiere de un oído medio y externo sanos, capaces de transmitir el sonido emitido al micrófono.

Se encuentran presentes en aquellas personas que tienen el umbral auditivo en 30 dBHL o mejor y ausentes en quienes tengan umbrales mayores que 30 a 35 dBHL

Ventajas:Es una prueba objetiva; simple; fiable; reproducible; rápida; de respuesta automática, no requiere cámara sonoamortiguada si el nivel de ruido del medio ambiente es inferior a 39 dB SPL.

Limitaciones: Sólo da respuesta de un área específica en la cóclea. Los problemas de oído medio hacen que la emisión no se presente.

Aplicaciones clínicas:Las otoemisiones son muy utilizadas en tamizaje de neonatos por ser una prueba fácil y rápida de realizar y por ser un diferenciador de patología coclear y neural. Estas pruebas también son de gran utilidad para el monitoreo de pérdida auditiva por ototoxicidad y por ruido.


 
  www.protesisauditivas.com Bogotá, Avenida 7 Nº 119 - 14 (211)
Teléfono: 214 71 48/45

Email: patriciarangel@protesisauditivas.com
Desarrollado >>imagine
 
Desarrollado >>imagine